jueves, 2 de octubre de 2014

Salut

Hace más de un mes de la última entrada...el "cuaderno de bitácora" está cogiendo algo de polvo y no será porque no me he movido. Bibliotecas, apuntes y exámenes me han ocupado todo el tiempo libre y no libre del verano y, cuando por fin puse el punto final en el último examen de la temporada (ansiado día), no me quedo otra que empaquetar mi vida en dos maletas y poner rumbo a Suiza. Todo muy rápido, me deje muchas cosas por hacer y gente por despedir pero si no no llegaba...¡estamos a un avión de distancia no problemooo!



Si señores, por si alguien no sabía, me toca pasar un añito Erasmus en la meca del alpinismo y la escalada...¡Pobre de mí! Así es, pinta bien el año y es que, desde el mismo Lausanne, tengo el privilegio de vivir en una postal alpina: no tengo más que acercarme al lago que baña su "costa", fijar la vista en la cordillera más cercana y  elegir que pico o pared me gustaría subir el fin de semana. Lástima que hasta ahora, todo esto sea un anhelo y es que, será fácil escalar por aquí, pero no veáis lo jodida que esta la cosa para encontrar un sitio donde caer muerto después de una laaarga jornada -aquí los días creo que duran 25 horas, no veáis lo que hace madrugar. Aunque, como todo en esta vida, hay que ver el lado bueno de las cosas y es que me he pasado dos semanas pateando y descubriendo Lausanne, y he descubierto rincones en esta ciudad dignos de admirar...y he cambiado mis patas de alambre por acero bilbaíno, que aquí todo pica parribaaaa.


Lo mejor de estas dos semanas de búsqueda intensiva de piso es... ¡que ya lo he encontrado! Realmente he encontrado una habitación para un mes, pero no imagináis lo bien que sienta poder desempaquetar la maleta y desordenar un poco jejej Aunque dentro de una semana (vacaciones obligadas) volveré a la faena, a ver si esta vez me dura la habitación hasta Junio. Obviamente, aunque tiempo libre he tenido poco, algo me he gestionado para ir a trepar aunque sea al boulder ¡pero que mejor sitio para socializar! Aquí la afición, como las montañas, les sobra por todas partes. La verdad que es un gustazo, siempre te encuentras con alguien con quien charlar aunque sea en francés macarrónico...pero aquí se viene a aprender! El trilingüismo está a "güevo". 

De momento poquita cosa más que contar, ahora que ya me he "establecido" en mi nueva ciudad espero conocer los alrededores más naturales pronto pronto. Por descontado queda que aquí esta invitado todo el mundooo, aunque se que es más apetecible si hay casa incluída (estamos trabajando en ello). En fin, como diría aquel: "Así son las cosas y así se las hemos contado..." Seguiremos informando!!

Home sweet home...

Mono no, monazo de rocaína

No hay comentarios:

Publicar un comentario